PAN DE LA PALABRA

SÁBADO DE LA XXII DEL TIEMPO ORDINARIO

Memoria de San Pedro Claver, presbítero

COLOR LITÚRGICO: BLANCO

09 DE SETIEMBRE DE 2017

Primera lectura de la carta de san Pablo a los Colocenses (1, 21-23)

Hermanos: En otro tiempo ustedes estaban alejados de Dios y en su corazón eran enemigos de él a causa de las malas acciones de ustedes; pero él los ha reconciliado ahora consigo por medio de la muerte que Cristo sufrió en su cuerpo mortal, para hacerlos santos, puros e irreprochables a sus ojos. Sin embargo, es necesario que permanezcan firmemente cimentados en la fe y no se dejen apartar de la esperanza que les dio el Evangelio que escucharon, el cual ha sido predicado en todas partes y a cuyo servicio yo, Pablo, he sido destinado.

Palabra de Dios.

Te alabamos Señor.

Salmo Responsorial (53, 3-4. 6 y 8)

R/: Por tu inmensa bondad, ayúdanos, Señor.

Sálvame, Dios mío, por tu nombre;
con tu poder defiéndeme.
Escucha, Señor, mi oración
y a mis palabras atiende.

R/: Por tu inmensa bondad, ayúdanos, Señor.

El Señor Dios es mi ayuda.
él, quien me mantiene vivo.
Yo te agradeceré, Señor,
tu inmensa bondad conmigo.
R/: Por tu inmensa bondad, ayúdanos, Señor.


Aclamación antes del Evangelio

Jn 14, 6
R. Aleluya, aleluya.
Yo soy el camino, la verdad y la vida;
nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.
R. Aleluya.

Evangelio según san Lucas

(6, 1-5)

S. Palabra de Dios.

R. Gloria a ti Señor.

Un sábado, Jesús iba atravesando unos sembrados y sus discípulos arrancaban espigas al pasar, las restregaban entre las manos y se comían los granos. Entonces unos fariseos les dijeron: “¿Por qué hacen lo que está prohibido hacer en sábado?”

Jesús les respondió: “¿Acaso no han leído lo que hizo David una vez que tenían hambre él y sus hombres? Entró en el templo y tomando los panes sagrados, que sólo los sacerdotes podían comer, comió de ellos y les dio también a sus hombres”.

Y añadió: “El Hijo del hombre también es dueño del sábado”.

S. Palabra de Dios.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

Meditación del Papa Francisco

La Palabra de Jesús va al corazón porque es Palabra de amor, es palabra bella y lleva al amor, nos hace amar. Estos cortan el camino del amor: los ideólogos. Y también el de la belleza. Y se pusieron a discutir ásperamente entre ellos: “¿Cómo puede éste darnos de comer su carne?”. ¡Todo un problema de intelecto! Y cuando entra la ideología en la Iglesia, cuando entra la ideología en la inteligencia del Evangelio, no se entiende nada.

Son los que caminan sólo por el camino del deber: es el moralismo de cuantos pretenden realizar del Evangelio sólo lo que entienden con la cabeza. No están en el camino de la conversión, esa conversión a la que nos invita Jesús: Y estos, por el camino del deber, cargan todo sobre las espaldas de los fieles. Los ideólogos falsifican el Evangelio. Toda interpretación ideológica, independientemente de donde venga –de una parte o de otra– es una falsificación del Evangelio. 

Fuente: Catholic.net (S.S. Francisco, 19 de abril de 2013).

«Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío porque sé que me amas».

Deja un comentario